REALIDAD AUMENTADA: ¿EMPEZAMOS A CONFUNDIR LO REAL CON LO VIRTUAL?

IMPRESIÓN 3D: EL DÍA QUE IMPRIMÍ MI NUEVO SOFÁ, DESDE EL SOFÁ
30 mayo, 2019

REALIDAD AUMENTADA: ¿EMPEZAMOS A CONFUNDIR LO REAL CON LO VIRTUAL?

Convertida en una de las grandes “revoluciones digitales” que protagonizan la transformación digital de los últimos años, la realidad aumentada viene pisando fuerte. Su objetivo no es otro que hacernos partícipes de nuestro entorno a través de la visualización de elementos virtuales dentro del espacio físico.
¿Cómo lo consigue? Proyectando contenido digital sobre una imagen real observada través de la cámara de un dispositivo (smartphone, Tablet, etc.). Puede ser un texto, una imagen, un video, etc.
Los datos recogidos por IDC Research España demuestran el éxito imparable de esta tecnología. Según el estudio realizado, el 50% de las grandes empresas europeas ya han puesto en marcha una estrategia de realidad aumentada en 2020. Para los próximos años se espera que siga en crecimiento, con una inversión mundial estimada en los 20.000 millones de dólares, lo que supone un crecimiento de un 69,6% desde el año 2012. En Europa Occidental se estima una inversión en realidad aumentada de 1.740 millones para 2022.

USOS Y APLICACIONES DE LA REALIDAD AUMENTADA

Si hablamos de los usos de la realidad aumentada, hemos de diferenciar los diferentes sectores en los que se utiliza con éxito en la actualidad:
  • La Realidad Aumentada permite mejorar la experiencia de los turistas a través de la integración del contenido que proporciona información sobre la localización en la que se encuentran, la reconstrucción digital de edificios en ruinas, esculturas o estatuas deterioradas por el paso del tiempo, o proporcionando directrices concretas hacia el destino que se quiere visitar (una experiencia de navegador GPS mejorada). También es utilizado en teatros y museos para que la experiencia de los visitantes sea más interactiva.
  • En el sector industrial, la realidad aumentada ayuda a mejorar la productividad y la gestión del trabajo diario en cadenas de montaje, edificios en rehabilitación o talleres de reparación de vehículos o maquinaria industrial. En este último caso puede mostrarnos qué piezas están más deterioradas o mostrarnos en 3D sobre cómo llevar a cabo la reparación de esos elementos.
  • Entretenimiento, ocio y publicidad. Uno de sus usos más comunes es el de los En ellos, el usuario interactúa con el medio real que le rodea a través de la realidad aumentada. Por otro lado, la realidad aumentada permite crear campañas de publicidad donde el espectador se siente parte del anuncio o campaña.
  • Educación.En el sector educativo es cada vez más habitual el uso de vídeos y material educativo en 3D como apoyo para el aprendizaje de los niños. Por otro lado, puede mejorar la formación del personal cualificado, como es el caso del personal médico, enfermeros o cirujanos, ya podrían aportar información adicional sobre las acciones que realiza mientras operan o tratan a un paciente. Otro de sus usos es el videojuego donde la gamificación se utiliza para el aprendizaje.
  • Venta on line: Gracias a la realidad aumentada, las marcas son más creativas, producen un engagement con los usuarios gracias al contenido que comparten,  a la vez que ayudan al consumidor en la toma de decisiones de compras. Con la RA puedes hacerte una idea de como se vería tu casa, tu cocina, tu salón, etc, viendo los objetos en 3D de los productos de una tienda de muebles, saber cómo te quedan unas zapatillas de deporte en tus pies y en tiempo real o probarte ropa de manera virtual.

LA REALIDAD AUMENTADA EN NUESTRAS VIDAS

 Ya podemos observar cómo la realidad aumentada está a nuestro alrededor. Algunas de las innovaciones que ya están en nuestras vidas, han sido descifradas por el observatorio Netexplo en su foro Anual celebrado en la sede de la UNESCO en París:

TRANQUILO, ESA HAMBURGUESA NO ENGORDA

¿Te imaginas comer lo que quieras sin remordimientos? Ese es el objetivo de Jinsoo An, fundador de «Kokiri-Lab», y creador de «Project Nourished». Una experiencia gastronómica de realidad virtual, que te permite disfrutar de una comida lujosa sin consumir calorías. ¿Cómo? A través de un casco de realidad virtual elaborado con papel reciclado y compuesto de un dispositivo de difusión de olores que simulan el olor de la comida.  De esta forma, el usuario tiene la sensación de que come y saborea un auténtico alimento, creando así lo que sus creadores denominan alimentación virtual.

ACABAR CON LA FOBIA A LAS ARAÑAS

¿Tienes fobia a las arañas? ¿O lo tuyo es el miedo a volar? Basada en las tecnologías de Realidad Aumentada y Kinect, la aplicación PhobiAR puede ayudarnos a superar todo tipo de fobias sumiendo al usuario en un contexto del mundo real que le causa temor y le permite reaccionar ante sus miedos. La aplicación permite interactuar entre la realidad y el objeto virtual, por lo que el usuario se puede enfrentar a las fobias y darles respuesta.

REEMPLAZA TU MESA DE TRABAJO POR UN HOLOGRAMA 3D

¿Veremos pronto el fin del ordenador, su pantalla y teclado, del despacho físico tal y como lo conocemos?
Las gafas Meta AR pretenden reemplazar cada pantalla, cada teléfono, cada ordenador a través de un escritorio 3D personalizado gracias a un software llamado Workspace.
 A través de unas gafas de realidad virtual el programa nos anima a hacer los mismos gestos que sobre la pantalla del ordenador y a tocar los objetos a través de las imágenes 3D.
El espacio de trabajo puede interactuar con los dispositivos existentes: puede escribir un post-it en su teléfono inteligente y colocarla en el espacio 3D que tiene delante.
Podemos concluir que mediante la realidad aumentada podemos comprender mejor todo lo que nos rodea, involucrarnos en nuestra propia vida y simplificarla. Un turista puede encontrar rápidamente los puntos de interés de la ciudad que visita, un futuro inquilino puede un encontrar pisos de alquiler de un simple vistazo, un mecánico puede identificar los diferentes componentes del motor de un coche, y un cirujano puede averiguar cuáles son los órganos dañados en un paciente que hay que operar…
La pregunta que surge ante esta mezcla de realidades es: ¿Llegaremos a confundirlas como si estuviéramos soñando? ¿Habrá que poner límites a su uso?…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *