LA TECNOLOGÍA QUE EVITARÁ EL FIN DEL MUNDO
25 julio, 2019

¿COMO SER UN BUEN LÍDER EN LA ERA DIGITAL?

Según un estudio de International Data Corporation (IDC), la inversión en procesos de transformación digital crecerá por encima del 17 %, hasta llegar a los 321 mil millones de dólares en 2021.
La transformación digital se acelera cada día más generando un mundo de cambios constantes y de mercados VUCA, (volátiles, inciertos, complejos y ambiguos). En consecuencia, los líderes de las organizaciones actuales han de enfrentarse a grandes retos y desafíos desconocidos hasta ahora, tanto para ellos como para las compañías.
Dentro de los nuevos entornos de trabajo que genera la digitalización: descentralizados, con horarios flexibles, a distancia, etc., un buen líder 4.0 debe contar con una serie de características para adaptarse a esta nueva manera de trabajar y hacer que sus trabajadores consigan los objetivos propuestos.

LAS CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN LIDER EN LA ERA DIGITAL

Ante este nuevo panorama empresarial, los expertos afirman que un buen líder de la era digital debería tener las siguientes características:
  1. Orientado a resultados. Esta es una de las claves en la dirección de equipos actual, ya que los resultados de producción y de satisfacción de clientes van de la mano. Conseguir una experiencia cliente de calidad se ha convertido en un elemento esencial para el éxito de las compañías.
  2. Fomenta una cultura de innovación. Los líderes han de instalar en sus equipos una cultura organizacional de inquietud por innovar y mejorar constantemente. Esto crea organizaciones motivadas capaces de adaptarse rápidamente a los cambios, lo que supone una ventaja competitiva para las compañías y permite conservar el mejor talento dentro de ellas.
  3. Capacidad de aprendizaje. Ser un buen líder supone reciclarse continuamente y no dejar de aprender. Andy Jassy, jefe de Amazon Web Services, expuso su opinión acerca del aprendizaje de Jeff Bezos (Amazon) en una entrevista reciente: «Su capacidad de aprendizaje es asombrosa, nunca he conocido a nadie que aprenda de la forma en que él lo hace».
  4. Crea entornos de transparencia y conocimiento. Uno de los retos del líder de la era digital es crear entornos que promuevan el intercambio de información. Esto ya no es un poder reservado a unos pocos privilegiados, la información es una herramienta para distribuir el conocimiento dentro de las compañías.
  5. Es humilde. Tal y como afirma Sundar Pichai, el ingeniero hindú responsable de Chrome, Android y Google Apps: “el liderazgo consiste en.…no tanto intentar triunfar sino más bien asegurarte de que dispones de un buen personal y de eliminar los obstáculos para que puedan tener éxito en lo que hacen: dejar que otros triunfen».
  6. Aprovecha las capacidades de su equipo. Un buen líder en la era digital debe conocer las competencias y habilidades de su equipo para sacarles el máximo partido. Para conseguirlo debe fomentar en el crecimiento recíproco para que los colaboradores puedan liberar todo su potencial.
  7. Asume riesgos. La incertidumbre tiene un efecto paralizante que puede impedir una reacción rápida de la empresa antes cambios e imprevistos. La pregunta que ha de hacerse un buen líder es ¿Y si me arriesgo y no consiguo lo esperado? Pero… ¿y si tengo éxito?
  8. Huye de las jerarquías.Los líderes eficaces no se basan en sistemas tradicionales de control y autoridad, sino que crean relaciones de confianza y proximidad con sus colaboradores, consiguiendo de estos un mayor compromiso con la organización.

ERRORES QUE DEBE EVITAR EL BUEN LÍDER

Según los expertos en liderazgo, existen ciertos errores que todo líder 4.0 debe debe evitar a la hora de liderar una empresa en la era de transformación digital:
  1. Impaciencia. Según estudios recientes correr mucho sin objetivos claros es algo en lo que caen más del 82% de las empresas. La impaciencia es algo que el líder debe manejar de forma adecuada estableciendo retos, metas y KPI.
  2. No apoyarse en terceros. No se trata de que la empresa compre empresas competidoras, sino de abrirse a utilizar otros proveedores para desarrollar conjuntamente nuevas formas de trabajar, implantar nuevas tecnologías, etc.
  3. Caer en la «Brecha de percepción».Según el Estudio Australiano de Liderazgo, los empleados consideraban a sus responsables como menos efectivos de lo que lo que ellos se percibían a sí mismos.
  4. No rodearse de los mejores por miedo. Una compañía que fomenta el liderazgo de forma sistematizada tiene mayores probabilidades de éxito a corto y largo plazo, porque tiene personas preparadas para anticiparse y adaptarse a los retos que se le presentan.
En un momento de mercados cada vez más competitivos y globales, de cambios contantes y radicales, en los que debemos que tomar decisiones rápidamente, un buen liderazgo se convierte en el factor clave para que las organizaciones se desarrollen, se transformen y tengan éxito.