EL ROBOT, UNO MÁS EN LA FAMILIA
11 abril, 2019

Tu casa es una «lista»

Gracias a las nuevas tecnologías, el mundo en el que vivimos es cada vez más inteligente. El Internet de las Cosas (IoT), el Big Data y las tecnologías inteligentes están cambiando de forma radical los negocios, la forma en la que vivimos y las casas que habitamos.
Para que todos estos cambios puedan ser integrados por las empresas, el observatorio Netexplo aporta una visión 360º de la innovación tecnológica para que estas puedan adaptarse a ellos eficazmente.
Uno de los grandes cambios que están provocando las últimas tecnologías en nuestra sociedad, es el de la transformación de los lugares en los que vivimos. A medida que nuestras ciudades son más inteligentes, también lo son sus edificios.
Según el informe Smart Working: Los edificios inteligentes y el futuro del trabajo, la inversión en sistemas de construcción inteligentes se ha multiplicado en los últimos años: «Si en 2015 el gasto global ascendió a 5.816 millones de euros, para el 2019 se espera que llegue a 14.460 millones”.
Pero… ¿Sabemos realmente qué es un edificio inteligente?
Aunque su definición aún es objeto de debate, los expertos coinciden en definirlo como aquel que utiliza nuevas tecnologías para que su uso resulte mucho más eficiente.
Dentro del concepto de edificio inteligente se engloban construcciones de todo tipo, como centros comerciales, viviendas particulares, edificios de oficinas, hospitales y administraciones públicas, entre otras.

¿QUÉ CARACTERIZA A LOS EDIFICIOS INTELIGENTES?

Para que un edificio sea considerado “inteligente”, debe reunir varias características, entre las que destacarían las siguientes:
  • Se han de aplicar sistemas de automatización en su construcción, entre los que se incluyen la domótica, la gestión eficiente de la energía, el auto mantenimiento, etc.
  • Deben ser muy seguros. Uno de los objetivos de la automatización es alcanzar altos niveles de seguridad contra robos, emergencias o desastres naturales. Esto se consigue gracias a los controles de accesoy de la detección contra incendios, por ejemplo.
  • Los sistemas de automatización deben ser flexibles para poder adaptarse a otras utilidades y a las necesidades del propio edificio.
  • Deben hacer la vida más fácil y proporcionar un ambiente cómodo y confortable. En este punto son fundamentales los controles de luz y de clima dentro del edificio.

EL SMART BUILDING SYSTEM

Para poder hacer una edificación “Smart” hay que comenzar por contar con una empresa capacitada para instalar las últimas soluciones en automatización existentes en el mercado.
Es el caso de Colonial y su proyecto Smart Building System, una aplicación para edificios de oficinas adaptada a cualquier dispositivo electrónico, cuyo objetivo es la gestión y supervisión inteligente de los diferentes aspectos de un edificio, como el aire, la calefacción, las luces, etc, para garantizar el máximo bienestar dentro de este.
Además, esta aplicación es capaz de detectar de forma inmediata las mejoras a implementar y supone una solución ágil para los empleados de las empresas que trabajan en oficinas donde existe Smart Building System.
Smart Building System, fue uno de los proyectos premiados en Netexplo Change 2018, la entrega de premios a la Innovación Digital organizada por Netexplo. Siendo la transformación digital una pieza clave en las empresas, con esta entrega de premios, el observatorio Netexplo quiere reconocer el esfuerzo por parte de las empresas en España para llevar a cabo esta transformación.
Podemos concluir que los “Smart Building” van a cambiar la forma en la que se diseñarán y construirán los edificios en los próximos años.
¿Estamos preparados para vivir en edificios inteligentes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *