Sin formación, no hay candidatos digitales
26 septiembre, 2018
EL IOT ESTÁ CAMBIANDO TU VIDA… AUNQUE NO TE DES CUENTA
21 febrero, 2019

Salvar el planeta no es solo cosa de humanos



Exclusión social, escasez de recursos, envejecimiento de la población, calentamiento global… Estos son sólo algunos de los grandes desafíos a los que se enfrenta nuestra sociedad. Ante esta situación surge un gran debate en torno a la innovación digital: ¿Es posible humanizar la tecnología para ponerla al servicio de las personas?

La respuesta es SÍ. Dentro de un entorno hiperconectado, el Big Data y la AI se han convertido en herramientas clave para ofrecer nuevas y revolucionarias soluciones a las diferentes problemáticas sociales del siglo XXI.

De hecho, es fácil comprobar como en los últimos años se han desarrollado múltiples tecnologías que impactan directamente en la sociedad apostando por la sostenibilidad y la acción humanitaria. Algunas de ellas marcan un antes y un después en el camino hacia una transformación digital más “humana”.

EL PAPEL NO SÓLO SIRVE PARA ESCRIBIR, TAMBIÉN CURA LA MALARIA

Dos de las enfermedades que causan más muertes en el mundo son la malaria y la tuberculosis. La razón principal es la falta de microscopios para diagnosticarlas en los países más desfavorecidos. Manu Prakash, profesor auxiliar de Bioingeniería de la universidad de Stanford, ha decidido dar respuesta a esta situación creado un microscopio de papel llamado Foldscope. Este microscopio, que cuenta con una bombilla de led y unas lentes, apenas cuesta unos 50 céntimos, puede aumentar hasta 2000 veces la imagen, es biodegradable y resistente al agua. Todo un ejemplo de tecnología orientada al servicio de las personas.


EL TINDER DE LOS RECOLECTORES DE BASURA

En las calles de Brasil hay más de 400.000 recolectores de basura. Sin embargo, siempre ha sido una profesión invisible para el país. Con el objetivo de acabar con esta situación y fomentar la ayuda comunitaria, la ONG Pimp My Carroça, ha desarrollado Cataki, una app que conecta a las personas que tienen desechos para reciclar con los recolectores que se encuentren cerca para que las recojan. Esta app ha sido comparada con Tinder ya que los catadores pueden aceptar o no la solicitud desplazándola a derecha o izquierda, como en Tinder. Esta tecnología no sólo ha favorecido el reconocimiento e inclusión de los catadores como profesión, sino que además ha contribuido a mejorar la conciencia medioambiental.


SI TALAS UN ÁRBOL, ESTE MÓVIL LO SABE

¿Es posible luchar contra la deforestación de nuestros bosques a través del móvil? Ya existe una innovación que permite defender a los árboles de los ataques de leñadores furtivos gracias a móviles reciclados. Estos dispositivos, equipados con micros y placas solares, son colocados estratégicamente en la parte más elevada de los árboles. Capaces de detectar el ruido de una sierra eléctrica en un radio de 1 km, estos dispositivos envían una señal de alerta a los guardabosques. Gracias a esta innovación, éstos pueden acudir con mayor rapidez para luchar contra la tala indiscriminada de árboles.


¿COMO SERÍA TU CIUDAD SI FUERA ARRASADA POR LA GUERRA?

¿Sabes cómo luciría Chicago si fuera víctima de un gran terremoto? ¿O cómo se vería nuestro país después de ser atacado por una guerra como la de Siria? Para mostrárnoslo, Unicef ha creado Deep Empathy, una IA que nos ayuda a empatizar con las víctimas de guerras y desastres. ¿Cómo? Haciendo una simulación virtual de cómo quedarían las principales ciudades de todo el mundo tras ser afectadas por una catástrofe.


EVITAR LA RUINA GRACIAS AL BIG DATA

Tras el paso del huracán Odile en California, la actividad económica se redujo en toda la región afectada. Para conocer el alcance de esta reducción de actividad, un estudio midió el nivel de operaciones 30 días después del impacto y obtuvo un resultado de un descenso del 30% en las operaciones de los TPV y de un 12% en las retiradas de efectivo. Para mejorar la respuesta ante las emergencias derivadas por catástrofes naturales, Global Pulse y BBVA aplicaron el 'big data'. A través del análisis de datos de operaciones financieras se pudo obtener información decisiva de aquellas personas que se ven afectadas por catástrofes naturales.


Gracias a estas innovaciones, una vez más, podemos ver cómo la tecnología ayuda a afrontar los diferentes desafíos sociales y medioambientales, convirtiéndose en una herramienta al servicio de las personas.


 

jordy-meow-4843-unsplash

Salvar el planeta no es solo cosa de humanos

Exclusión social, escasez de recursos, envejecimiento de la población, calentamiento global… Estos son sólo algunos de los grandes desafíos a los que se enfrenta nuestra sociedad. Ante esta situación surge un gran debate en torno a la transformación digital: ¿Es posible humanizar la tecnología para ponerla al servicio de las personas?
La respuesta es SÍ. Dentro de un entorno hiperconectado, el Big Data y la AI se han convertido en herramientas clave para ofrecer nuevas y revolucionarias soluciones a las diferentes problemáticas sociales del siglo XXI.
De hecho, es fácil comprobar como en los últimos años se han desarrollado múltiples tecnologías que impactan directamente en la sociedad apostando por la sostenibilidad y la acción humanitaria. Algunas de ellas marcan un antes y un después en el camino hacia una transformación digital más “humana”.

EL PAPEL NO SÓLO SIRVE PARA ESCRIBIR, TAMBIÉN CURA LA MALARIA

Dos de las enfermedades que causan más muertes en el mundo son la malaria y la tuberculosis. La razón principal es la falta de microscopios para diagnosticarlas en los países más desfavorecidos. Manu Prakash, profesor auxiliar de Bioingeniería de la universidad de Stanford, ha decidido dar respuesta a esta situación creado un microscopio de papel llamado Foldscope. Este microscopio, que cuenta con una bombilla de led y unas lentes, apenas cuesta unos 50 céntimos, puede aumentar hasta 2000 veces la imagen, es biodegradable y resistente al agua. Todo un ejemplo de tecnología orientada al servicio de las personas.

EL TINDER DE LOS RECOLECTORES DE BASURA

En las calles de Brasil hay más de 400.000 recolectores de basura. Sin embargo, siempre ha sido una profesión invisible para el país. Con el objetivo de acabar con esta situación y fomentar la ayuda comunitaria, la ONG Pimp My Carroça, ha desarrollado Cataki, una app que conecta a las personas que tienen desechos para reciclar con los recolectores que se encuentren cerca para que las recojan. Esta app ha sido comparada con Tinder ya que los catadores pueden aceptar o no la solicitud desplazándola a derecha o izquierda, como en Tinder. Esta tecnología no sólo ha favorecido el reconocimiento e inclusión de los catadores como profesión, sino que además ha contribuido a mejorar la conciencia medioambiental.

SI TALAS UN ÁRBOL, ESTE MÓVIL LO SABE

¿Es posible luchar contra la deforestación de nuestros bosques a través del móvil? Ya existe una innovación que permite defender a los árboles de los ataques de leñadores furtivos gracias a móviles reciclados. Estos dispositivos, equipados con micros y placas solares, son colocados estratégicamente en la parte más elevada de los árboles. Capaces de detectar el ruido de una sierra eléctrica en un radio de 1 km, estos dispositivos envían una señal de alerta a los guardabosques. Gracias a esta innovación, éstos pueden acudir con mayor rapidez para luchar contra la tala indiscriminada de árboles.

¿COMO SERÍA TU CIUDAD SI FUERA ARRASADA POR LA GUERRA?

¿Sabes cómo luciría Chicago si fuera víctima de un gran terremoto? ¿O cómo se vería nuestro país después de ser atacado por una guerra como la de Siria?
Para mostrárnoslo, Unicef ha creado Deep Empathy, una IA que nos ayuda a empatizar con las víctimas de guerras y desastres. ¿Cómo? Haciendo una simulación virtual de cómo quedarían las principales ciudades de todo el mundo tras ser afectadas por una catástrofe.

EVITAR LA RUINA GRACIAS AL BIG DATA

Tras el paso del huracán Odile en California, la actividad económica se redujo en toda la región afectada. Para conocer el alcance de esta reducción de actividad, un estudio midió el nivel de operaciones 30 días después del impacto y obtuvo un resultado de un descenso del 30% en las operaciones de los TPV y de un 12% en las retiradas de efectivo.
Para mejorar la respuesta ante las emergencias derivadas por catástrofes naturales, Global Pulse y BBVA aplicaron el ‘big data’. A través del análisis de datos de operaciones financieras se pudo obtener información decisiva de aquellas personas que se ven afectadas por catástrofes naturales.
Gracias a estas innovaciones, una vez más, podemos ver cómo la tecnología ayuda a afrontar los diferentes desafíos sociales y medioambientales, convirtiéndose en una herramienta al servicio de las personas.